Home > Adicciones > Errores frecuentes que comentemos al empatizar

Errores frecuentes que comentemos al empatizar

¿Qué es la empatía?

La empatía es una de las principales habilidades sociales dentro de la inteligencia emocional, por ello es conocida por casi todo el mundo, aunque en muchas ocasiones nos quedamos a medias. Me explicaré, cerca del 70% de las personas a las que se les pregunta qué es la empatía la definen como la capacidad de ponerse en el lugar del otro, y hasta cierto punto han acertado de pleno, aunque les falta una coletilla final a esa definición que es: ponerme en el lugar del otro siendo el otro, y disponiendo de los recursos que tiene el otro. La empatía implica comprensión que es un paso más allá de la identificación. Veamos un ejemplo:

Nuestra pareja vuelve a casa muy angustiada porque ha tenido un día muy duro en la oficina, por lo que usamos muestra empatía y nos acercamos para hablar. Ella nos comenta que por la mañana su jefe se ha dirigido a su mesa hecho una furia y le ha dicho que el último informe presentado era completamente decepcionante y ha puesto en duda sus capacidades a la hora de redactar informes delante de toda la oficina, tras lo cual le ha lanzado el informe encima de su mesa de forma despectiva. Tras esta explicación nuestra pareja rompe a llorar.

Ante esta situación si simplemente nos ponemos en el lugar del otro, es muy sencillo que intentemos empatizar de la siguiente manera : “entiendo perfectamente lo que pasó, debió ser muy vergonzoso y humillante, yo en tu lugar no le permitiría que me hablara así delante de los demás, quién se ha creído” ´Podríamos decir que esta persona ha empatizado y se ha puesto en el lugar del otro pero no se ha sentido como el otro, veamos un ejemplo de empatía completa: “Siento mucho lo que te pasó esta mañana, por lo que me comentas debió ser muy vergonzoso y humillante y me imagino que te quedaste completamente bloqueada sin poder decir nada mientras te avergonzaba públicamente y te trataba de esa manera, después de la bronca de debes haber sentido fatal contigo misma. Quién se ha creído que es tu jefe!” Podemos apreciar las diferencias entre ambas respuestas. En el primer ejemplo hemos comprendido la situación que le ha ocurrido a mi pareja y lo que supone que te humillen, pero en el segundo ejemplo además de comprender la situación,  también hemos comprendido cómo se ha sentido mi pareja y el impacto que ha tenido sobre ella en particular, actuando como actuó y sintiéndose como se sintió. Es claramente un nivel de empatía completo.

Empatía social

¿Qué hemos de evitar a la hora de empatizar?

Uno de los elementos más importantes cuando estamos empatizando con otra persona es respetar sus emociones y sus actuaciones, aceptar y comprender, elementos que en ocasiones nos es bastante complicado. Veamos una serie de errores muy frecuentes a la hora de empatizar:

Restarle importancia a lo ocurrido: “No ha sido para tanto…” Evidentemente queremos calmar a la persona, pero es muy probable que la enfademos más y le trasmitamos el mensaje de: “no me comprende, o no me ha escuchado”

Aleccionar a la persona: “En estos casos sabes lo que hay que hacer?, mira yo en tu lugar me acercaría a esa persona y le diría…”  Con esta respuesta, pese a que nuestra intención es ayudar y dar ideas, le estamos trasmitiendo a la persona que no es válida y que debe aprender de los demás en un momento que emocionalmente necesita comprensión, no lecciones.

Poner ejemplos sobre uno mismo y desviar el tema de conversación: “Pues a mí me paso algo similar el otro día mientras estaba en la oficina, y lo que hice…” ¿Te das cuenta que estaba hablando sobre mí?

Juzgar y criticar la actuación del otro: “así no vas a conseguir nada” “no me extraña que te grite, si le dejas que lo haga lo seguirá haciendo” “¿no ves que has de cambiar de modo de actuar?”  Muchas gracias por tu comprensión!!! tras un portazo es lo más probable que obtengamos, si actuamos de esta manera.

Gracias a estos errores, que como hemos visto son muy frecuentes y seguramente todos hemos actuado de esta manera alguna que otra vez, lo que podemos conseguir es que la persona se aleje de nosotros y se encierre en sí misma con un sentimiento de incomprensión elevado, por lo que se lo pensará la próxima vez antes de volvernos a explicar que ha tenido un día malo. “Total, me sentiré peor si se lo cuento, porque pensará que sigo igual…”

Finalmente comentar, que la empatía es una habilidad social, y como todas las habilidades se puede entrenar. Es posible que hoy en día no sea muy empático, pero con un buen entrenamiento podré mejorar y conseguir comprender completamente  mi pareja y hacer que se sienta respaldada. Si deseas más información sobre la empatía, las relaciones sociales, la comunicación o simplemente un asesoramiento psicológico no dejes de contactar con Psicólogo especialista Barcelona.

Share

2 comentarios

  1. Yo tengo ami madre que no empatiza con nadie es muy arisca y te contesta mala mente y nunca te dice cosas
    Cariñosas y se al tera por cualquier cosa .
    E ya tiene 92 años yo siempre des de muy joven la he cono cido así y creía que con los años cambiaría es al contrario porque no tiene palabras cariñosas ha una hija nunca le hoido de cirme hija te quiero cuando boy adarle
    Un beso ho hun abrazo nunca melo agradece ni me responde con hun abrazo ho hun beso siempre selo tengo que darllo porque en lado de heya no tengo ni abrazos ni besos ami me duele mucho ami meda la sensación de
    Que nunca mea querido me si ento muy triste porque no tengo cariño de mi propia madre.
    Bueno sin más me despido perdonar por mis faltas de ortografía

    1. Hola Clari

      Siento mucho tu situación, pero en estos casos en ocasiones lo que mejor funciona es mostrarnos más cariñosos. Por qué mostrarnos más cariñosos cuando no recibimos afecto por parte del otro? muy sencillo, porque el afecto se contagia si le ofreces ese afecto a tu madre es posible que gran parte te lo acabe devolviendo. Lo que nos acaba ocurriendo es que como o recibo afecto uno se acaba también alejando del otro, y en ese punto es muy complicado que se den muestras de afecto por ninguna de las dos partes. Y por otro lado si tanto te la quieres, como es normal, no tiene sentido que no le des el afecto del que hablamos. A ver si consigues hacerla reaccionar, muchos ánimos.

      Saludos
      Rubén Blasco

Deja un comentario

Your email address will not be published.