Home > Adicciones > 7 Claves para dejar de consumir

7 Claves para dejar de consumir

¿Por qué es tan difícil de dejar de consumir?

Las razones a esta compleja pregunta son muchas: desde que es muy complicado a que la persona reconozca que tiene un problema, hasta que nos estamos enfrentando a una sustancia que está químicamente diseñada para que no la puedas abandonar. Se ha creado con este propósito, generar adicción, y con ella que no se deje el consumo nunca. Por lo que no es únicamente una cuestión de voluntad por parte de la persona, sino de una lucha química en nuestro organismo. Esta lucha química es la responsable del síndrome de abstinencia, ya que si la persona deja de consumir comenzará a sentirse ansiosa, con mucho malestar, en ocasiones con miedos y sensaciones corporales extrañas, hasta que nuevamente vuelve a consumir y estos síntomas se calman.

Dejar de consumir

Pasos para dejar de consumir

  1. El primer paso es el darse cuenta de que uno tiene un problema. Darse cuenta que uno no controla y que está consumiendo a diario. Tengo una adicción.
  2. El segundo paso es desear dejar de consumir. El motivo principal debe ser por uno mismo, querer dejar de consumir por los demás no funcionará, hasta que uno no lo quiere dejar por sí mismo, acabará encontrando excusas para volver a consumir.
  3. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Si realmente quieres dejar de consumir no esperes al lunes. Hoy es el día para dejarlo.

7 CLAVES PARA DEJAR DE CONSUMIR

1) Alejarme de la sustancia que quiero dejar de consumir. Aunque parezca más que evidente, para muchas personas no lo es tanto, ya que se basan en que dejar de consumir es meramente fuerza de voluntad, por lo que siguen teniendo esa sustancia en casa. Es cuestión de tiempo que vuelvan a consumir. Es un poco similar a las dietas… si estás de dieta porqué sigues comprando dulces y chocolate? Porque sabes que un día picarás.

2) Eliminar del teléfono los contactos para conseguir drogas. Si ya hemos eliminado todo lo que pudiéramos tener en casa, hemos de evitar poder volver a comprar, ya que si realmente tengo ganas con una llamada o un mensaje, en media hora vuelvo a conseguir la sustancia. Y es cierto que aunque  elimine el teléfono de esa persona que me “consigue” la sustancia saliendo a la calle también puedo encontrar, pero ya me resultará más difícil, y seguramente me dé pereza, vergüenza… En el camino para dejar de consumir cuanto más difícil tengamos el volver mucho mejor.

3) Dejar de quedar con las amistades con la que he consumido normalmente.  Ya que seguramente ellos estarán consumiendo y yo no quiero consumir. Al quedar con ellos los puntos 1 y 2 dejan de tener sentido. 1) No me estoy alejando de la sustancia que quiero eliminar de mi vida, y 2) si mi amigos consumen, me van a ofrecer esa sustancia, porque lo que llevamos haciendo los últimos tiempos es consumir juntos.

4) Evitar los lugares donde solía consumir. Por la misma razón del punto anterior a quién me puedo encontrar en esos lugares y qué me recuerdan esos lugares? Siguiendo con el ejemplo de las dietas, si comienzo una dieta es recomendable ir a cenar al buffet libre?

5) Encontrar nuevos amigos que no consuman. Evidentemente tengo que salir a la calle quedar con gente, divertirme… Pero en ocasiones cuando le comentas a una persona que consume que es preferible que no quede con los amigos con los que consumía, se da cuenta que prácticamente no tiene amistades que no consumen. Este círculo social es muy importante poderlo crear o recuperar lo antes posible porque de lo contrario la persona acaba volviendo con sus amistades de consumo y por lo tanto acaba consumiendo de nuevo.

6) Realizar nuevas actividades sanas y sin consumo. Éste es otro de los aspectos importantes ya que generalmente el consumo se acaba asociando a actividades, como salir al parque, jugar a la videoconsola consumiendo, salir de fiesta con los amigos de consumo…Todas estas actividades y lugares nos van a recordar el consumo y van a despertar las ganas de consumir. El mejor enemigo de las recaídas es la diversión, si nos sentimos animados, felices con la actividad que estamos realizando le estamos enseñando a nuestro cerebro a disfrutar de forma sana de manera que deje de asociar la droga con diversión y asocie nuevos estímulos sanos a nuestra diversión.

7) Pide ayuda. Es sin duda el punto más importante de todos, sin él el proceso de dejar de consumir se hace demasiado cuesta arriba, necesitas compartir, apoyarte, coger oxígeno y que esa persona que está a tu lado, pareja, hermanos, padres te echen un cable. En muchos momentos querrás tirar la toalla, pensarás que no vale la pena tanto esfuerzo y es en estos momentos en los que necesitas escuchar a esa persona que se preocupa por ti y te da nuevamente fuerzas. El dejar de consumir es una carrera de obstáculos y es necesario que de tanto en tanto alguien te despeje la pista por donde corres.  En los casos de adicciones o dependencias de varios años la ayuda es recomendable que sea por parte de un especialista. Él sabrá cuál es la mejor forma de acompañarte en este proceso.

Si quieres saber más sobre cómo dejar de consumir, el proceso de las adicciones o conoces alguna persona que tiene un problema de adicción, quiere dejar de consumir y quieres que se informe no dejes de visitar Psicólogo especialista Barcelona

Apúntate para seguir el blog e ir recibiendo artículos sobre salud y consejos sobre cómo vivir mejor. Es completamente gratuito y te hará estar informado en todo momento.

Escribe tu e-mail:
Delivered by FeedBurner

 

Share

2 comentarios

    • javier on 11 junio, 2013 at 20:56
    • Responder

    nada que comentar lo que has puesto hay es la pura realidad. lo dice uno que paso por ello y ahora tengo una vida muy distinta

    1. Muchas gracias Javier,

Deja un comentario

Your email address will not be published.