«

»

Mar 28

Tipos de Esquizofrenia

En la actualidad se reconocen cinco tipos de esquizofrenia, aunque existe una cierta controversia acerca de la conveniencia de usar este tipo de clasificaciones dentro de la esquizofrenia, como veremos más adelante.

  • Esquizofrenia tipo paranoide
  • Esquizofrenia tipo desorganizado
  • Esquizofrenia tipo catatónico
  • Esquizofrenia tipo indiferenciado
  • Esquizofrenia tipo residual

Lo que diferencia un tipo de otro, psincipalmente son los síntomas de la esquizofrenia que la persona presesnta durante el curso de la enfermedad.

Tipos de esquizofrenia

Esquizofrenia Paranoide: Los síntomas de la esquizofrenia paranoide se centran principalmente en alucinaciones y delirios, con contenido a menudo persecutorio o de vigilancia, y menos frecuentemente con contenido grandilocuente

Esquizofrenia Desorganizada: También conocida como esquizofrenia tipo hebefrénica, se caracteriza porque la persona presenta un lenguaje y un comportamiento desorganizado, con poca o nula planificación, a la par que muestran un afecto aplanado, o inapropiado, en ocasiones puede parecer incluso infantil.

Esquizofrenia Catatónica: Los síntomas de la esquizofrenia cattónica principalmente son motores alterando el comportamiento como adoptando poses estrañas, la rigidez muscular, el estupor, y a menudo, el mutismo.

Esquizofrenia indiferenciada: Como su propio nombre indica es aquella que no se puede catalogar dentro del resto de categorías, también se la ha llamdo esquizofrenia simple. En ocasiones se plantea que es un paso previo a un tipo de esquizofrenia clasificada. Los síntomas de la esquizofrenia indiferenciada abarcan desde alucinaciones y delirios, pérdida de interés e iniciativa, retraimiento, o embotamiento de las emociones.

Esquizofrenia Residual: Este tipo de esquizofrenia se reserva para aquellas personas que en el pasado han experimentado un brote psicótico, o algún subtipo de esquizofrenia pero que en la actualidad únicamente presentan la sintomatología negativa de la esquizofrenia, aplanamiento afectivo, pérdida de interés, empobrecimiento del pensamiento o abulia, sin presentar sintomatología positiva como aluinaciones o delirios ni un comportamiento catatónico o gravemente desorganizado.

Aunque como se comentaba al principio, la validez de esta clasificación se ha puesto en duda en múltiples ocasiones. Ya que existen muy pocos casos que se puedan catalogar como en un tipo de esquizofrenia o en otro. Y por otro lado el hecho que los síntomas de la esquizofrenia puedan ir variando con el paso del tiempo, hacen que el clasificar la esquizofrenia de una forma tan específica sea áun más complicado y que pierda valor diagnóstico. Por todo ello en los últimos años la tendencia ha sido diagnosticar la esquizofrenia sin clasificarla en ningún tipo, y en caso de hacerlo diagnosticarla tipo indiferenciado, que para el caso es lo mismo.

Apúntate para seguir el blog e ir recibiendo artículos sobre salud y consejos sobre cómo vivir mejor. Es completamente gratuito y te hará estar informado en todo momento.

Escribe tu e-mail:
Delivered by FeedBurner
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes utilizar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>