Inicio
Terapias
Consulta Privada
Foro
Contacto

Tratamientos

Esquizofrenia y psicosis

Trastornos de la personalidad

Tratamiento Ansiedad

Patologia Dual

Adicciones

Tratamiento Depresión

Trastorno Bipolar

Problemas sexuales y de pareja

Parafilias

Identidad Sexual

Terapia de Grupo


Solicita una visita informativa GRATUITA

Tu Nombre :

Tu e-maill:

Déjanos tu teléfono y te llamamos:

Solicitar la visita GRATIS:

Sí, acepto la política de privacidad que declaro haber leído.

 


Test y Cuestionarios

Psicólogo Barcelona test

Psicólogo Especialista Barcelona

psicologo especialista barcelona blog comparte en tu red social psicólogo especialista barcelona psicologo barcelona en twitter

Adicciones

 

¿Qué son las adicciones ?

Una adicción es una enfermedad crónica física y psicológica. Cuyo principio fundamental es la dependencia a una sustancia, actividad o relación (codependencia).

¿Física y psicológica?

Lo cierto es que se considera una enfermedad física porque a nivel cerebral, la persona que tiene una adicción sufre una serie de modificaciones estructurales y de funcionamiento. Concretamente se modifican, entre otras áreas, los conocidos centros de recompensa cerebrales, en los cuales se instaura la sustancia a la que somos adictos (por ejemplo, la nicotina) y a partir de ese momento para nuestro cerebro Nicotina = Recompensa, llegándose a anular el resto de estímulos que antes eran recompensas para la persona ahora adicta.


Por otro lado el cuerpo adquiere una dependencia física a una sustancia, y en caso de no recibirla, aparece lo que comúnmente conocemos como “mono” o síndrome de abstinencia. En este momento la persona comienza una búsqueda desesperada con tal de conseguir su sustancia a la que es adicta, este proceso de búsqueda es denominado Craving.


A nivel psicológico, es muy evidente, todos conocemos a personas que tras años de estar sin fumar, recaen… Cómo es eso posible? Está claro que adicción física ya no había, lo que ocurre es que la adicción psicológica nos acompaña toda la vida. Generalmente está asociada a lugares, momentos, personas… en los que nos viene a la mente la idea de consumir esa sustancia y la sensación placentera del consumo. Es la semilla de la recaída.

¿Uso, abuso?


¿Cómo podemos diferenciar cuándo es un uso y cuándo es un abuso de una sustancia?


Se considera el abuso de una sustancia cuando se consume en una forma que se desvía de los patrones médicos o sociales aprobados en el marco de una cultura dada. Implica el concepto de desaprobación social, es decir la sociedad no lo considera cono un uso normalizado. Hay que tener en cuenta que esta es una definición muy abierta, ya que es dependiente del entorno cultural, el consumo de alcohol en Latinoamérica y en Europa del norte es muy diferente, dándose en Europa del norte un consumo mayor.


Precisamente por eso es conveniente poner unos criterios un poco más estandarizados. De acuerdo al DSM IV (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales de la American Psychiatric Association), el Abuso de sustancias se define por los siguientes criterios diagnósticos:


A. Un patrón desadaptativo de consumo de sustancias que conlleva un deterioro o malestar clínicamente significativos, expresado por 1 o más de los ítems siguientes durante un período de 12 meses:


1) consumo recurrente de sustancias, que da lugar al incumplimiento de obligaciones en el trabajo, la escuela o en casa (p. ej., ausencias repetidas o rendimiento pobre; descuido de los niños o de las obligaciones de la casa)

2) consumo recurrente de la sustancia en situaciones en las que hacerlo es físicamente peligroso (p. ej., conducir un automóvil)

3) problemas legales repetidos relacionados con la sustancia (p. ej., arrestos por comportamiento escandaloso debido a la sustancia)

4)consumo continuado de la sustancia, a pesar de tener problemas sociales o interpersonales continuos o recurrentes o exacerbados por los efectos de la sustancia (p. ej., discusiones con la esposa acerca de las consecuencias de la intoxicación, o violencia física)


B. Los síntomas no han cumplido nunca los criterios para la dependencia de sustancias de esta clase de sustancia.

 

Adicciones, Psicólogo Barcelona, Consumo